Easy Responsive Tabs to Accordion
CULTURA

20-07-2018

Teatro: Tortonese brilla en "Blum"


Por Juan Cruz Bergondi

El actor Humberto Tortonese es el signo de un tiempo en que el teatro se hacía fuera de la ley. La vuelta a la democracia encontró en los recovecos de la ciudad un escenario irreverente y feliz, desbocado y feroz. Allí estaban, entre otros grupos, el que conformaba junto a Batato Barea y Alejandro Urdapilleta. Después, los medios de comunicación –la televisión y la radio- lo acercaron al público masivo: el tiempo con justicia hizo de la risa un gesto compartido. Ahora el Complejo Teatral de Buenos Aires encuentra en su talento al protagonista de Blum, la última obra que Enrique Santos Discépolo escribió en colaboración con Julio Porter.

Un día sin previo aviso –tal como suele suceder-, el genio de las finanzas cuyo apellido le presta el título a la obra se enamora de una cantante. La chica, integrante de un trío musical que se presenta ante Blum por un reclamo laboral, está comprometida con un empleado de su empresa. El mundo de quien hasta hace un momento sólo le interesaba comprar y vender acciones, frenar huelgas de trabajadores y monopolizar servicios se desmorona ante la avalancha del amor. Casi setenta años después de su estreno, la obra dividida en dos actos conserva por desgracia cierta actualidad: las relaciones de trabajo han cambiado muy poco y la riqueza sigue concentrada en un par de bolsillos. No deja de llamar la atención –curiosa similitud con el presente- cómo hasta el empresario más inescrupuloso encuentra la redención si apela a los sentimientos.

Mariano Dossena, director de la obra, apuesta por el clasicismo. La intención, al parecer, es concentrarse en el ritmo de la comedia y, sin arriesgar demasiado, permanecer fiel al espíritu de Discepolín. En el diseño del espacio y el vestuario persiste un deseo de ambientación y el elenco –integrado por algunos nombres de trayectoria, como, entre otros, el de Sancerni y el de Barrionuevo- cumple con sobrada soltura el pintar de colores la variedad de personajes. Blum –pero en concreto la actuación de Tortonese- es el eje gravitacional, en el cual se depositan las expectativas y a quien la audiencia celebra sin descanso. Todo personaje es al mismo tiempo un sinfín de posibilidades y un corsé que a veces, depende quién ajuste, corta un poco la respiración. Al teatro público le viene bien un actor de su estirpe, que no necesita legitimación, sino sólo que lo dejen jugar.

Blum se puede ver de jueves a sábados a las 20.30 y domingos a las 20 en el Teatro Regio, ubicado en Córdoba 6056. Las entradas desde 140 pesos y los jueves 100.

Fuente: Sección Ciudad

Untitled Document