Easy Responsive Tabs to Accordion
DEPORTES

05-04-2018

El buen primer tiempo le alcanzó a Boca para quedarse con el triunfo


La Bombonera lució como en las mejores noches, y después de casi dos años de no ser escenario de un partido de la Copa Libertadores, anoche abrió sus puertas para que Boca Juniors, con todo a favor, tras la victoria del fin de semana frente a Talleres, para volver a ser el campeón del fútbol argentino, recibiera al colombiano Junior de Barranquilla en partido correspondiente a la segunda fecha del Grupo clasificatorio H.

El perdón a Pablo Pérez, en el centro de una polémica tras los insultos que desparramó el fin de semana en el festejo de su gol contra el conjunto cordobés, y los silbidos a Teófilo Gutiérrez, a quien obviamente los hinchas no le perdonan su pasado en River Plate, fueron los temas de la previa, y quedaron en buena parte archivados cuando los Xeneizes comenzaron a mover la pelota.

La dinámica en el traslado le permitió al equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto hacerse cargo del juego, con un dominio pleno sobre un rival al que le costó afirmarse. Y como los ataques ocuparon todo el ancho del terreno, la estructura defensiva la pasó tan mal que la apertura de Cristian Pavón, a los 27 minutos, fue algo lógico.

Pablo Pérez manejó la pelota el medio, Emmanuel Mas se mostró volcado a la izquierda, y el lateral buscó la corrida de Pavón, quien sorprendió a espalda de todos, siempre por el carril izquierdo, y definió con el nivel que le permite estar en la consideración de Jorge Sampaoli para integrar la lista de jugadores que representará a la Argentina en el Mundial de Rusia. Frenó, enganchó para adentro y con el interior del pie derecho cruzó la pelota al segundo palo de Sebastián Viera, que no pudo evitar que se le filtrara junto a la base del palo de su mano izquierda.

El gol no calmó a Boca, que siguió buscando, y tratando de aprovechar el buen momento, muy cerca estuvo, porque llegó a fondo, de aumentar con un pelotazo desde afuera de Pablo Pérez, que salió a pocos centímetros, y una aparición de Ramón Ábila por el medio del área, que el arquero tapó con lo justo. Pero no alcanzó el segundo gol que merecía, y con el final del primer tiempo a la vista, Teófilo Gutiérrez asustó con una aparición muy exigida por izquierda.

Teo reapareció a poco de comenzada la etapa complementaria, bajando la pelota con el pecho detrás de su marcador y cruzando un derechazo bajo que se fue junto al segundo palo cuando Agustín Rossi había quedado poco menos que indefenso. Antes, Wanchope Ábila conectó de cabeza un buen centro de Cristian Espinoza y Sebastián Hernández asustó en una jugada que representó el comienzo de una recuperación de Junior.

El adelantamiento de los colombianos equilibró el trámite de un partido que de pronto quedó abierto para el segundo gol de Boca o para el empate de Junior. Y el local dispuso de una situación muy favorable cuando a los 21 minutos Ábila se hizo cargo de un penal que él mismo inventó, pero el goleador le pegó tan fuerte como alto. Un duro golpe, en particular para el ex Huracán, que reemplazó a Walter Bou, y al margen de esta situación jugó en buen nivel.

Dejó pasar su momento el conjunto visitante, y aunque sentido por el penal, Boca recompuso la imagen, y en un partido sin la intensidad de la primera parte volvió a presionar en busca del segundo gol. Pablo Pérez, que terminó acalambrado, continuó siendo el eje, y el propio rosarino falló desde posición muy favorable.

El triunfo en definitiva le permitió a Boca afirmarse en el segundo puesto de la tabla, detrás de Palmeiras, a quien visitará la semana que viene.

Untitled Document